Foto: Getty Images

Elon Musk, que el martes no sólo hizo historia al lanzar el primer vuelo espacial privado a la Estación Espacial Internacional (ISS), sino que anunció la entrega anticipada del primer sedán eléctrico, canaliza en ambiciosas empresas la fortuna que hizo en internet.

Este ingeniero de 40 años, nacido en Sudáfrica y radicado ahora en Estados Unidos, ha invertido los miles de millones de dólares que hizo en la web en una serie de empresas vinculadas a la exploración espacial, el cuidado del medio ambiente y los avances tecnológicos.

Además de la compañía de ingeniería espacial SpaceX, y de la firma de vehículos eléctricos Tesla Motors, Musk dirige SolarCity, una empresa que fabrica paneles solares para residencias y comercios. Por si no bastara, gestiona su propia Fundación Musk, que centra sus labores filantrópicas en la educación científica, la salud infantil y las energías limpias.

Hijo de un sudafricano y una canadiense, Musk se trasladó a Canadá en su adolescencia y luego a Estados Unidos, donde obtuvo una licenciatura en física y negocios en la Universidad de Pensilvania.

Después de graduarse, Musk decidió no continuar sus estudios en la Universidad de Stanford y creó Zip2, una empresa que hacía software de publicación en línea para los medios de comunicación.

Ganó sus primeros millones de dólares antes de los 30 años cuando vendió Zip2 al fabricante estadounidense de computadoras Compaq por más de 300 millones en 1999.

La siguiente empresa de Musk, X.com, terminó fusionándose con PayPal, la empresa de pagos online que el gigante de las subastas por internet eBay compró por 1.500 millones de dólares en 2002.

De 1,80 metros de altura, frente ancha y mirada penetrante, Musk ve posibilidades para los empresarios que asumen riesgos.

“Creo que hay casos donde a veces el pequeño gana”, dijo en una entrevista con la AFP, refiriéndose al resto de los competidores en la carrera espacial privada, incluyendo al gigante aeroespacial Boeing.

En 2002, Musk lanzó SpaceX, o Space Exploration Technologies Corp., de la cual es director ejecutivo y director de tecnología, con el objetivo de desarrollar cohetes de bajo costo.

Musk, que invirtió en SpaceX 100 millones de dólares de su fortuna, estimada en 2.000 millones, está claramente orgulloso de lo lejos que la empresa ha llegado a pesar de su falta de experiencia en el espacio, y asegura que espera desarrollar la tecnología necesaria para llegar a Marte.

La agencia espacial estadounidense NASA contrató a SpaceX para enviar suministros y astronautas a la ISS, en momentos en que el sector privado desarrolla una nueva generación de vehículos espaciales para sustituir al transbordador espacial.

Musk espera enviar una eventual misión tripulada a Marte, pero los vuelos espaciales son apenas una de sus muchas pasiones.

Jon Favreau, director de la película “Iron Man”, llama a Musk una versión moderna del “Hombre del Renacimiento”.

En un artículo para Time, Favreau dijo que él y el actor Robert Downey Jr. modelaron el personaje principal de la película -el “genio multimillonario Tony Stark”- a semejanza de Musk, una de las estrellas de Silicon Valley.

Musk dijo a Time que su objetivo es estar “involucrado en cosas que van a hacer una diferencia significativa para el futuro de la humanidad”.

“Esa fue la motivación para involucrarme en internet y en energía sostenible con Tesla y SolarCity”, dijo.

Musk fundó Tesla Mostors en Palo Alto, California, en 2003, para fabricar “vehículos eléctricos asequibles para el consumidor común”.

El primer vehículo de Tesla, el Tesla Roadster, es un coche deportivo de alto rendimiento que cuesta más de 100.000 dólares y puede alcanzar casi 400 kilómetros con una sola carga.

Entre sus propietarios están el ex gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y la estrella de Hollywood George Clooney. Los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, son inversores en la compañía.

Tesla dijo el martes que comenzará a entregar el “primer sedán eléctrico premium” el 22 de junio, poco antes de lo previsto.

Musk vivió un complicado divorcio de su primera esposa, la escritora de ciencia ficción de origen canadiense Justine Musk, madre de sus cinco hijos, incluyendo trillizos.

Y a principios de este año, Musk anunció en Twitter que se separaba de la actriz británica Talulah Riley después de menos de un año de matrimonio.

© AFP 2012. Todos los derechos de reprodución y representación son reservados.

Aún no ha comentado nadie.

¿Tienes algo que decir?